LA DELICIOSA

La Deliciosa en rama 1/2

4,00€

Código: 3823 Categoría:
  • Descripción
  • Comentarios (0)

Descripción del Producto

Después de probar esta manzanilla uno llega a la conclusión de que en Valdespino tienen un encargado de poner los nombres a los vinos a quien le gusta la precisión en las palabras, lo mismo que Josep Pla y su férrea voluntad de usar los adjetivos adecuados para definir aquello sobre lo que escribía con estricta fidelidad al original. Porque no se me ocurre palabra más precisa y elocuente que Deliciosa para apelar a esta manzanilla.

Con una media de cinco años en criaderas y embotellada en rama (eso es, sin filtrar o con un filtrado testimonial) y presentada en botella de 37cl en tiradas muy limitadas, lo que nos da una idea de lo exclusiva y difícil de encontrar que resulta. En concreto esta que acabo de descorchar es una saca de primavera de 2013, ya lleva al menos un año de reposo en botella. Hace un tiempo le escuché comentar al ínclito Álvaro Girón que esta manzanilla mejoraba notablemente tras un año embotellada, así que sin dudar de su sabiduría sanluqueña la he tenido un tiempo guardada, a buen recaudo de mis propias tentaciones hasta hoy que, como bien dijo Oscar Wilde, la mejor manera de evitar la tentación es caer en ella, así que más que caer me he lanzado de cabeza.

Tras estos cinco años de crianza y otro más en botella, presenta un bonito color pajizo dorado y brillante, muy limpia. En nariz no destaca por su gran intensidad aromática, algo que se acentúa teniendo en cuenta que hay que tomarla bastante fría. Sin embargo esa sutileza nos obliga a concentrar nuestros sentidos para que nos ofrezca un amplio abanico de matices. Lo primero y más evidente es la salinidad, las notas yodadas, de tiza y minerales que los más avezados identificarán con el pago de Miraflores, lugar de origen de la palomino con la que se ha elaborado. Tras esas notas minerales y de polvo de tiza encontramos frutos secos como las almendras, flor de manzanilla, algo de nuez moscada y fruta blanca.

El trago vuelve a ser mineral, como lamer piedras, salino, con volumen y fuerza. Aquí apreciamos mejor la fruta blanca en forma de peras con algo de astringencia, sutil masa de pan y frutos secos con un final con notable persistencia que nos trae recuerdos de flores blancas y un ligero amargor.

Por poco más de seis euros, pese a ser media botella, resulta un vino muy agradecido y con una fantástica relación calidad precio. Para tomar sola o acompañar tapeo de almendras saladas, aceitunas manzanilla o de Campo Real, jamón del bueno, pescaíto, huevos fritos con jamón y un largo etcétera de platillos de la gastronomía popular del litoral andaluz.

Reseñas

No hay reseñas todavía.


Sé el primero en opinar “La Deliciosa en rama 1/2”